Iconos

icono-facebook-30icono-twitter-30icono-linkedin-30icono-googleplus-30

A- A A+

Claves para emprender en Japón

Japon

Japón es la tercera mayor economía del mundo justo por detrás de China y Estados unidos. El trabajo entre las industrias y el gobierno, la idea del trabajo duro y constante y estar en lo más alto de la tecnología mundial han llevado a Japón a tener un éxito económico tan grande en el último medio siglo.


El país nipón se ha basado en sus productos manufacturados y en la creación de aparatos tecnológicos, vehículos, artículos electrónicos y en la industria y el acero. Actualmente el sector financiero está evolucionando mucho gracias a su moneda, el yen, la tercera en el mundo más transada tras el euro y el dólar.

La situación a la hora de emprender en Japón es muy similar a la que hay en España. Los japoneses valoran mucho al igual que nosotros el trabajo fijo, la estabilidad y la seguridad para toda la vida.Japón es un país con una extensión territorial pequeña y una densidad poblacional de unos 124 millones de habitantes, posee unos de los bancos más importantes del mundo y un PIB similar a la sumatoria de Alemania , Inglaterra y Francia.

En los próximos años se prevé crecimiento en nuevos sectores como el de los cuidados médicos y la asistencia social, el sector de telecomunicaciones, la biotecnología, el sector de energías alternativas y el sector de distribución y logística. Las industrias de energía solar, fotovoltaica, eólica, etc. representan una oportunidad tras la crisis nuclear de Fukushima.

• La primera premisa que se debe tener en cuenta si se quiere emprender en Japón es que debes establecerte con una identidad extranjera. Todos los proyectos de inversión extranjera son libres menos menos los de agricultura y servicios básicos. Pero en los últimos años se ha aplicado una legislación más restrictiva en las materias de inversiones extranjeras sobre todo en asuntos como el Código de Comercio, la Ley de Sociedades y la Ley de Cambios Exteriores. No hay ningún incentivo fiscal para atraer la inversión de público extranjero. Pero hay que destacar que existen incentivos fiscales en forma de deducciones del Impuesto Corporativo valido para cualquier persona extranjera. Las administraciones niponas han creado varias regulaciones y programas para mejorar los incentivos fiscales que incluyen reducciones y exenciones para algunos negocios, activos fijos o impuestos sobre adquisiciones inmobiliarias. También incluyen en la lista los subsidios y préstamos para financiar la adquisición de terrenos y edificios, así como gastos operativos.


• La segunda premisa que debes tener en cuenta es que las sociedades extranjeras deben plasmar su presencia en Japón acudiendo a una oficina de representación, sucursal o filial. Se puede obtener el permiso laboral y la residencia en Japón tanto para los inversores extranjeros como para los representantes que hay en su país.

Logos

 sellos

FIBICC

fibicc-signo-negro-60px

Fundación Iberoamericana de las Industrias Culturales y Creativas

info@fibicc.org | (+34) 926 510 584